Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Silencioso
Viernes, 30 de marzo de 2012
Geographies of the World’s Knowledage

Internet no resuelve la desigualdad

Existían esperanzas de que la población mundial elevara su grado de conocimiento e información mediante la navegación por Internet.

[Img #2441]

Pero parece que no ha sucedido así, según afirman Mark Graham, Monica Stephens, Scott A. Hale y Kunika Kono en su reciente ebook, Geographies of the World’s Knowledage y sobre el cual publica un breve comentario la web Atlantic Mobile.

Lo que sí parece evidente es que quienes viven en países ricos o pertenecen a una clase con cierto poder adquisitivo han cambiado, con casi toda probabilidad, su forma de acceder a la información y al conocimiento.

Pero si se atiende al modo de producción tanto de la información como del conocimiento, las cosas siguen exactamente igual que antaño: el mundo de habla de inglesa sigue dominando la información y la producción educativa, con Estados Unidos a la cabeza.

En el prólogo del libro, Corinne Flick, de Convoco Foundation, expresa en tono crítico que ha llegado a la lapidaria conclusión de que Internet no ha colmado en absoluto la esperanza de que el conocimiento fuera más accesible.

“Muchos analistas y expertos habían especulado con que Internet permitiría a las personas no pertenecientes a países industrializados tener un más amplio y fácil acceso a la información y a la educación pero lamentablemente no ha sido así y las expectativas iniciales no se han cumplido”, según afirma en el artículo de Atlantic Mobile.

Hay dos hechos que explican esta situación:

1. Las personas sin recursos no acceden a la educación que les permita escribir en los foros de conocimiento, sea o no en internet.

2. La mayor parte de la gente que vive en los países pobres no dispone del tiempo para producir materiales y escribir de forma gratuita.

Lo cierto, concluye el post, es que queramos o no Internet no se ha convertido en una varita mágica para aumentar la igualdad en el mundo.

DigitalAffaires • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress