Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 13 de junio de 2018
Un equipo de investigadores chinos

Crean espermatozoides a partir de células madre extraídas de los testículos

Investigadores chinos ha logrado una espermatogénesis humana completa in vitro, a partir de células madre extraídos de los testículos de hombres con una azoospermia obstructiva.

Un equipo de investigadores chinos ha dado a conocer a través de la revista Cell Death & Diferentiation, una nueva técnica que permite obtener espermátides humanos (células precursoras inmediatas de espermatozoides, capaces de fecundar un óvulo) a partir de células madre extraídas de los testículos.
 

La nueva técnica culmina la línea de investigación de la espermatogénesis humana in vitro iniciada en 1998 por los  doctores Jan Tesarik y Carmen Mendoza, que lograron el nacimiento del primer niño del mundo a partir de espermátides obtenidos por el cultivo in vitro, dado a conocer en la revista  Lancet. Los dos científicos habían publicado previamente en la revista New England Journal of Medicine, un estudio en el que aseguraban que los espermátides pueden fecundar óvulos humanos, del mismo modo que los espermatozoides maduros.
 

Según el doctor Tesarik, “el desarrollo de un sistema de cultivo, realizado por el equipo chino, permite realizar en el laboratorio el proceso completo de espermatogénesis,  desde el inicio hasta la formación de células capaces de fecundar óvulos, lo que amplía las actuales fronteras de la fertilidad masculina”.
 

Las técnicas desarrolladas hace 20 años por el equipo Tesarik/Mendoza permitieron ser padres a algunos hombres incapaces de formar espermatozoides espontáneamente. Pero no a todos. Queda por determinar si las células madre se pueden encontrar en todos los hombres con ausencia completa de espermatogénesis o, por lo menos, en la mayoría de ellos. “Si es así -concluye Tesarik- podremos hablar de una verdadera revolución en el tratamiento de esterilidad masculina”.

DigitalAffaires • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress