Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 26 de julio de 2017

No basta con beber agua, la Terapia Marina nos mantiene hidratados en verano

• La hidratación no es completa si no se reponen los electrolitos que se pierden con el sudor.

• El uso de complementos nutricionales basados en la Terapia Marina de Quinton ofrece una solución muy sencilla y eficaz que ayuda a controlar y eliminar los efectos nocivos del calor.

La deshidratación, el temido golpe de calor, es uno de los grandes peligros del verano, especialmente cuando se realiza una actividad física o deportiva. Para combatirla, el Colegio Americano de Medicina Deportiva recomienda beber agua (150-300ml) cada 20 minutos y también beber antes y después de una actividad física. Pero no es suficiente. Según el I Congreso Internacional de Hidratación, celebrado en Madrid en 2015, es fundamental reponer las sales minerales –electrolitos,- que se pierden con el sudor y la Terapia Marina resuelve fácilmente esta necesidad.

 

Los niños y los ancianos son más sensibles a la deshidratación, de hecho es la segunda causa de mortalidad en niños según la OMS. Francisco Coll, director general de Laboratorios Quinton afirma que “más que hablar de hidratación habría que poner el énfasis en la reposición hidroelectrolítica, ya que, ofrece una visión más completa de las necesidades de nuestro organismo”.

 

Equilibrio hídrico

 

El agua del nuestro organismo tiene una concentración de solutos y una distribución determinada. Su concentración por litro de agua se denomina osmolaridad y las variaciones en la concentración de estos solutos –especialmente de sodio- producen cambios del volumen total o del volumen entre los diferentes compartimentos, afectando al equilibrio hídrico y a su distribución. Además, los niveles de hidratación tienen una relación directa con la volemia (volumen de la sangre) y  la tensión arterial, el sistema cardiovascular, la función renal y muchas  funciones metabólicas.

 

Cuando reponemos grandes cantidades de agua sin los minerales adecuados –señala Coll- se produce un trastorno del balance osmótico, que mueve el agua del organismo de un compartimento a otro, modificando los volúmenes”. Una disminución sostenida de la concentración de  sodio podría dar lugar a un flujo rápido de agua dentro del cerebro y provocar patologías neurológicas por edema. Aunque es difícil que esto suceda, si es un  indicador de la importancia de la reposición mineral.

 

“La mejor forma de evitar la pérdida de sales y agua es ser conscientes de este peligro y aplicar unas pautas de conducta que incluyan la toma de agua periódica y la reposición mineral. El uso de complementos nutricionales basados en la Terapia Marina de Quinton ofrece una solución muy sencilla y eficaz que ayuda a controlar y eliminar los efectos nocivos del calor”, indica Francisco Coll.

 

La solución Quinton Hypertonic, en pequeños volúmenes, es rica en minerales que se pierden con el sudor y ofrece una absorción inmediata, ya que no necesitan de procesos digestivos para pasar al organismo, facilitando, además, que los fluidos se vacíen más rápido del estómago y la absorción de fluido por el intestino. Además estos electrolitos repuestos,  mantendrán el agua orgánica, evitando la sudoración excesiva y, con ella, la perdida de agua.

DigitalAffaires • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress